China ha producido té verde durante miles de años y cada región de cada una de sus provincias elabora sus propias variedades. Algunas ya se conocen en Occidente desde hace mucho tiempo y otras se encuentran accesibles hoy en día gracias a que las comunicaciones con los productores chinos se han hecho más fáciles. A continuación, os presentamos diez de los más conocidos y preciados tés verdes chinos.

1. Anji Bai Cha (Té Blanco de Anji)

te verde chino anji bai chaAunque se le llama el “té blanco”, este delicioso té es en realidad un té verde. El porqué de este nombre es debido al color muy pálido de sus hojas, puesto que el varietal de la planta del té utilizado para su elaboración produce una cantidad muy pequeña de clorofila. Sus brotes aparecen al principio de la primavera y a las primeras luces de la mañana parecen casi blancos y transparentes. Esta variedad muy particular fue descubierta en 1982 en la ciudad de Anji, en la provincia de Zhejiang. Para elaborar el té verde Anji Bai Cha se recolectan brotes jóvenes compuestos por un capullo y una o dos hojas justo al comienzo de la temporada de crecimiento. Luego, se depositan en un wok para el tratamiento de calor que suprime las enzimas e impide la fermentación, se tuestan a mano o con el uso de una máquina específica y, por último, se secan. Largas, elegantes y afiladas hojas de Anji Bai Cha son parecidas a agujas de pino. Este té contiene altos niveles de aminoácidos, por lo que tiene un sabor dulce y delicado.


2. Longjing (El Pozo del Dragón)

te-verde-chino-longjing-dragonwell-pozo-del-dragon Los fabricantes de té verde Longjing usan las palmas de las manos para remover los pequeños brotes alrededor de toda la sartén y, cuando terminan, cada brote de té se queda plano, brillante y de un color verde amarillento. La infusión de este té es dulce y suave, con notas de vegetales tiernos como brócoli, espárragos y vainas de guisantes. La leyenda del Long Jing cuenta que un día el Emperador visitó el Templo de Hu Gong en la región de West Lake y se le ofreció un cuenco de té. Quedó tan impresionado por el delicioso sabor y aroma que le dio ‘estatus imperial’ a los 18 arbustos de té que crecían frente al templo.


3. Jasmine Pearls (Perlas de Jazmín)

Tanto el té de jazmín en hebras como las perlas de jazmín se producen en la provincia de Fujian. Para elaborar té verde en hebras, los brotes recién cosechados se marchitan durante un par de horas, luego se fijan para evitar la oxidación, se enrollan ligeramente y, por último, se secan. Para la elaboración de las pequeñas perlas, las delicadas yemas compuestas por un brote y 2 sutiles hojas, se marchitan rápidamente, se tuestan y se enrollan delicadamente. Seguidamente, se juntan dos o tres brotes pequeños y se enrollan a mano en pequeñas bolitas. Cada perla se envuelve en papel de seda para mantener la forma mientras se seca el té. Los mejores tés se hacen a principios de la primavera y luego se almacenan con mucho cuidado. Las flores de jazmín florecen en julio y agosto y durante el día se cortan las ramas con los capullos cerrados y se llevan a la fábrica. Por la noche, cuando las flores se abren, se les separa de los tallos. A este punto al té que estaba almacenado se le coloca en capas junto con las flores de jazmín. Las hojas de té y las flores apiladas de esta manera pueden alcanzar altas temperaturas, por lo que, durante la noche, las capas de té y las flores se deben extender para permitir que se enfríen y luego se vuelven a apilar. Los mejores tés de jazmín se aromatizan 8 o 9 veces durante 8 o 9 noches, cada vez con un nuevo lote de flores de jazmín frescas.


4. Mao Jian (Puntas de Jade)

El té verde Mao Jian viene de la provincia de Henan y es un té con muchos “tips” (pequeños brotes de hojas sin abrir) con un delicioso sabor dulce. La palabra ‘mao’ se refiere a la suave pelusa aterciopelada que recubre a los brotes y a las hojas más tiernas; ‘Jian’ se refiere a la forma de las hojas que son puntiagudas y afiladas. Se produce en primavera y otoño, pero los mejores son aquellos recogidos a principios de abril, antes de que lleguen las lluvias, cuando el crecimiento es aún lento. Cuando el clima es frío y hay poca lluvia, los nuevos brotes se desarrollan muy lentamente y así concentran la dulzura y el sabor sutil en las primeras yemas. Se necesitan aproximadamente 50,000 brotes pequeños para hacer 50 gramos de este té verde.

te verde chino mao jian puntas de jade


te verde chino huang shan mao feng montana amarilla

5. Huang Shan Mao Feng (Cima de Terciopelo de la Montaña Amarilla)

Este famoso té viene de Huang Shan (Montaña Amarilla) en la provincia de Anhui, donde se produce el té negro Keemun. El mismo varietal de la planta de té se utiliza para elaborar ambos: el té negro Keemun Mao Feng y el té verde Mao Feng. La palabra “mao” proviene del suave vello blanco que cubre la parte exterior de los brotes tiernos, mientras “feng” significa pico, en referencia a la forma puntiaguda del brote que se parece a la cima de una montaña. Los tés de la mejor calidad se cosechan a finales de marzo y principios de abril, antes del Festival de Qingming, que se celebra cada año el 4 o 5 de abril.


6. Taiping Hou Qui (Taiping Rey de los Monos)

La historia detrás de este especial y famoso té verde (disponible también en occidente desde hace poco tiempo) cuenta cómo los monos en la zona montañosa donde se hacen los tés eran muy traviesos y solían dañar las cosechas de los agricultores. Un día, un mono joven desapareció y su padre empezó a buscarlo por todas partes, pero no lo pudo encontrar y se desplomó, agotado, en las montañas. El señor Wang Loa’r, uno de los granjeros locales, encontró al exhausto mono padre y lo llevó a su casa para tratarlo con curas naturales. Cuando se recuperó, el mono padre estaba tan agradecido que prometió asegurarse de que en el futuro sus compañeros monos ayudaran a los granjeros a recoger su té. Desde entonces el señor Wang nombró a su té Taiping Rey de los Monos. El té procede de una variedad de la planta con brotes y hojas muy largos, por lo que las hojas secas recuerdan largas lanzas de color verde. El proceso consiste en tostar el té y luego prensar los brotes entre una malla de alambre fino que se extiende sobre un marco de madera. Algunos fabricantes usan una tela de algodón blanco para proteger las hojas. Por eso, una vez secas, las hojas tienen el característico patrón entrecruzado de la malla de alambre o tela de algodón. El té verde Taiping Hou Qui debe prepararse en un vaso alto o en una tetera grande porque sus hojas son muy largas.

te verde chino tai ping hou qui rey de los monos


te verde chino bi luo chun verdes caracoles de primavera

7. Bi Luo Chun (Verdes Caracoles de la Primavera)

Las diminutas espirales formadas por los suaves brotes de este delicado té se elaboran en las montañas de Dongting, en la provincia de Jiangsu. Se necesitan entre 14,000 y 15,000 brotes tiernos para hacer un kilo de té Bi Luo Chun. Los nombres atribuidos a esta variedad de té verde se deben a que los pequeños rizos de los brotes recogidos en la primavera parecen pequeños caracoles. Los mejores tés se producen a mano tostando las hojas en woks calientes. Luego, mientras las hojas se secan con delicadeza, éstas son moldeadas en forma de pequeños rizos enrollándolas delicadamente entre las palmas de las manos. Las hojas de color verde plateado tienen un aroma floral y ofrecen una infusión dulce y agradable, con notas afrutadas y de nuez.


8. Liu An Gua Pian (Pequeña Semilla de Melon)

Elaborado en la provincia de Anhui, este té verde tiene una larga historia que data del siglo VIII d.C. Durante la dinastía Qing (1644 a 1912) el té fue un tributo presentado al emperador y a su familia. A lo largo del tiempo se ha hecho confusión sobre su nombre. Al principio fue llamado ‘rodaja de semilla de girasol’ por la forma de sus hojas verdes rizadas. Luego, el nombre se acortó a Guan Pian, que significa ‘rebanada de sandía’. Los recolectores cosechan solamente hojas abiertas maduras de aproximadamente 4 cm de largo, sin tallos ni brotes. Las hojas se prensan durante un par de horas, luego se tuestan y secan en woks. Cuando están secas, se revuelven una y otra vez con brochas de bambú que dan a las hojas una forma ligeramente curvada. El último secado se realiza en cestas de bambú que se colocan repetidamente durante unos segundos sobre la brasa del carbón. El sabor del té verde Liu An Gua Pian es bastante fuerte, dulce y muy redondo en la boca, con un poco de astringencia. El tueste con carbón da a este té una profundidad única y una complejidad inusual para los tés verdes.

te verde chino liu an gua pian pequena semilla de melon


te verde chino zhu ye qing bamboo

9. Zhu Ye Qing (Té verde Bamboo)

Este preciado té verde crece a altitudes alrededor de los 3000 metros en la nublada Emei Shan (Montaña Emei), en la provincia de Sichuan. Se dice que se hizo por primera vez en un templo en esa región. Cuando un general del ejército chino visitó el templo en 1964, se le pidió que diera un nombre al té. El general eligió el nombre de “Bambú Verde” porque pensó que los brotes y las hojas tenían la apariencia de hojas tiernas de bambú. Los pequeños brotes de un verde brillante realmente parecen pequeñas vainas de guisantes. La cosecha comienza a finales de marzo y continúa hasta finales de abril y los recolectores cosechan pequeñas yemas compuestas por un delicado brote junto con una pequeña hoja. La infusión del té verde Zhu Ye Qing es de color verde dorado y el sabor es limpio, elegante, ligeramente astringente y con toques de brotes de bambú, espárragos jóvenes y castañas.


10. Tian Mu Yun Wu (Nubes y Niebla de la Montaña Tian Mu)

Las hojas rizadas de Tian Mu Yun Wu tiene un color verde intenso y se producen en la montaña Tian Mu en la provincia de Zhejiang. Pequeños brotes formados por un capullo y una hoja se cosechan a principios de abril y se necesitan alrededor de 62,000 brotes tiernos para obtener un kilo de té. Las nubes y la niebla que hacen remolino alrededor de la montaña todo el tiempo quitan una gran cantidad de luz solar a la vegetación. Esto hace que un menor porcentaje de aminoácidos en las hojas se convierta en polifenoles amargos. Por esta razón, este té verde suele ser siempre dulce, suave y ligero, y con un regusto persistente y agradable. Se recomienda preparar la infusión de los pequeños brotes en un vaso alto para apreciar como absorben el agua lentamente y luego se deslizan de manera muy elegante hacia el fondo, con la parte puntiaguda hacia arriba. Ahí descansan, ondeando como diminutas anémonas de mar.

te verde chino tian mu yu wu nubes y niebla