Durante aproximadamente los últimos veinte años, Rooibos ha ocupado un lugar destacado en las listas de las infusiones ofrecidas por muchas compañías de té en todo el mundo. Se puede comprar sin aditivos o aromatizado con ingredientes adicionales como vainilla, limón, canela, etc. Se comercializa como una bebida sin teína alternativa al té. Pero, ¿qué es Rooibos exactamente?

Rooibos se elabora a partir de una planta que solamente crece en las montañas Cederberg de Sudáfrica y se traduce del afrikaans como “Arbusto Rojo”.

A veces se lo denomina “té rojo”, pero en realidad no es un té (no proviene de las hojas de la planta del té, Camellia sinensis), sino una  infusión preparada a base de los tallos y hojas de una planta llamada Aspalathus linearis, un miembro de la familia de las fabáceas.

 

campos de rooibos en cederberg sudafrica

 

La planta de Rooibos crece fácilmente en condiciones muy secas y calurosas de las montañas rocosas de Cederberg ubicadas al norte de Ciudad del Cabo. Tiene tallos y ramas puntiagudas, hojas finas en forma de agujas y delicadas flores amarillas.

Cada planta da una buena cosecha durante aproximadamente cuatro o cinco años, pero luego debe ser arrancada y reemplazada por un cultivo diferente (por ejemplo, centeno, trigo o avena) que devuelve los nutrientes al suelo durante los siguientes tres años. Después de ese tiempo, se pueden volver a plantar nuevas plántulas de rooibos.

Producción: de Rooibos verde a fermentado

Las ramas se recolectan, de enero a abril cada año, por equipos de trabajadores itinerantes que se abren camino por los campos de Rooibos, cortando los largos y leñosos tallos con guadañas afiladas y agrupándolos en manojos para ser cargados en un tractor que los recoge y los lleva a la fábrica.

cosecha de rooibos en Cederberg

tractor transporta rooibos a la fabrica de produccion

 

Al llegar a la fábrica, las ramas se introducen en una máquina trituradora que corta el Rooibos en diminutos trocitos. Debido a que los tallos son tan leñosos y gruesos, las cuchillas de la máquina deben afilarse cada 20 minutos, ya que se desafilan rápidamente. Después, el Rooibos finamente cortado se extiende en el suelo del espacioso y soleado patio de la fábrica, se rocía ligeramente con agua y se remueve varias veces para crear una especie de mantillo. Luego, durante las siguientes 8 a 12 horas, las pequeñas y fibrosas partículas se oxidan al sol y esto hace que el Rooibos cambie del color verde a un color rojo oxidado.

 

produccion de rooibos proceso de fermentacion

 

Cuando está listo, se extiende en una capa más fina en el patio y se deja secar durante otras 4 a 5 horas antes de ser recolectado por poderosas máquinas de vacío industriales. La masa de partículas fibrosas se acumula y se almacena en grandes sacos hasta que están listas para su venta y, antes de salir de la fábrica, se clasifican, se mezclan y se pulverizan con vapor para pasteurizarla y hacerla segura para el consumo. La mayoría del Rooibos que llega al consumidor es la variedad roja oxidada, pero el Rooibos no oxidado, de color verde, también está disponible para aquellos que prefieren su sabor más ligero y ligeramente menos complejo.

Historia de Rooibos

Antes de que Rooibos estuviera disponible comercialmente, se consumía como una infusión refrescante por parte de los indígenas khoisan de la región de Cederberg. Ellos recolectaban las ramas de los arbustos silvestres, las cortaban en pequeños pedazos con sus hachas, las golpeaban con martillos y dejaban que las hojas y los tallos se oxidaran y secaran al sol antes de sumergirlos en agua hirviendo para preparar una mezcla tónica que calmaba la sed. Conocido en aquellos días como “té de montaña“, la infusión de Rooibos era fuerte y amarga y se servía con leche caliente en tazas robustas y resistentes.

En 1904, Benjamin Ginsberg, un inmigrante ruso y descendiente de una familia de comerciantes de té, llegó a Sudáfrica y aprendió de la gente local acerca de Rooibos. Fue él quien decidió introducir la hierba silvestre al resto del mundo.

 

cultivo de rooibos en sudafrica

 

El cultivo comercial de Rooibos comenzó en la década de 1930 cuando el Dr. Pieter le Fras Nortier, botánico y médico local, había descubierto cómo procesar las pequeñas semillas para que se propagaran. Encontró que la semilla externa tenía que ser escarificada (rota en la superficie haciendo muchos pequeños cortes) para que la vaina interna pudiera comenzar a germinar. Trabajando con Olaf Bergh, un agricultor de la región, estableció las primeras plantaciones para producir un cultivo sostenible.

En 1954, se creó la Junta de control de té de Rooibos para mejorar la calidad y regular la comercialización y, cuando se privatizó en 1993, Rooibos Ltd. entró en vigor y ha estado procesando y comercializando la cosecha desde entonces. Hoy en día, Rooibos Ltd es uno de los productores de Rooibos más grandes y conocidos. Actualmente, Rooibos se exporta y se vende en  60 países del mundo.

Propiedades y Beneficios de Rooibos

Rooibos no contiene teína (cafeína) y, por lo tanto, es una ideal bebida alternativa al té para cualquier persona que tenga algún problema con la cafeína o que quiera tomar una bebida caliente por la noche o antes de irse a la cama sin que afecte su sueño.

Es antiespasmódico y, por lo tanto, tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso central, es bueno para el insomnio, calma los cólicos en los bebés, alivia los calambres estomacales y los dolores de cabeza, la tensión, los problemas digestivos y puede ayudar contra varias alergias.

También es rico en antioxidantes y contiene hierro, magnesio, potasio, cobre, zinc y fluoruro.

Varios estudios también han demostrado que los polifenoles en Rooibos pueden ayudar a proteger contra la diabetes aliviando el desarrollo de resistencia a la insulina y ayudando a mejorar la tolerancia a la glucosa. Otros estudios realizados en Japón y Alemania apoyan esto y han demostrado que la aspalatina (el polifenol único de Rooibos) puede ayudar a reducir los altos niveles de azúcar en la sangre y mejorar el metabolismo de la glucosa.

Se cree que Rooibos protege contra enfermedades relacionadas con la edad, como el Alzheimer, las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la hipertensión.

También es antiinflamatorio y puede ayudar a reducir el colesterol.

 

comprar infusiones de rooibos

 

Infusión sin teína como alternativa al té

Aunque los agricultores en los Estados Unidos, Australia y China han intentado cultivar Rooibos, a la planta solo parecen gustarle las condiciones muy áridas y calurosas de las montañas Cederberg en Sudáfrica y no quiere crecer en otros lugares.

Así que la infusión de los fibrosos tallos se ha convertido en la bebida nacional de Sudáfrica, que se prepara y se sirve, como el té, con leche y azúcar.

También se elabora como “té” helado, o como una especie de Espresso que se mezcla con espuma de leche caliente para hacer un Rooibos (o Rojo) Capuchino, o batido con leche y azúcar o miel para hacer un Rooibos latte o frappé.

En otros países, donde esta infusión se ha hecho muy popular, se ha comercializado como “té” y se la puede encontrar en los estantes de los supermercados entre las cajas y los paquetes de té en lugar de entre las infusiones de hierbas y frutas.

A los bebedores de té tradicionales parece gustarles el cálido color rojo del Rooibos y lo consideran “té” (en lugar de una infusión) y así agregan la leche y el azúcar a la taza.

Su similitud en el color con el té auténtico (que proviene de la planta Camellia sinensis) ha ayudado a aumentar sus ventas en mercados de té negro ya consolidados en países como Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Además de ser una bebida con muchos beneficios medicinales, Rooibos también se utiliza como ingrediente en productos para el cuidado de la piel como cremas para las manos, cremas hidratantes, champús, jabones y exfoliantes.

En la cocina es un ingrediente interesante e inusual que agrega una dulzura agradable a todo tipo de platos dulces y salados.