No cabe ninguna duda de que los alimentos que consumimos influyen directamente en nuestro estado de salud. En una dieta sana y equilibrada no deberían faltar productos naturales, siendo las tisanas e infusiones una excelente fuente de importantes beneficios nutricionales. Desde hace miles de años nuestros antepasados han utilizado las plantas con fines curativos, y la infusión natural de flor de Jamaica es una fantástica manera de contribuir a los buenos hábitos alimentarios.

La infusión de hibisco es bien conocida por su agradable sabor floral con un ligero toque ácido y un característico color rojo brillante, pero lo más destacable son las propiedades medicinales que posee esta majestuosa planta. En Egipto, la infusión de flor de hibisco se denomina “carcadé” o “karcadé”, mientras que en México es conocida como “agua de Jamaica”.

calices de hibisco en una rama

¿Qué es la flor de hibisco y donde se cultiva?

Hibiscus sabdariffa (variedad Sabdariffa L), conocido también como la flor o la rosa de Jamaica, es una de las 150 especies de hibisco cuyos cálices son mayoritariamente utilizados para preparar infusiones, mermeladas, salsas, así como colorante alimentario natural. La flor de Jamaica es un arbusto anual que pertenece a la familia de Malvaceae y es originario de África tropical, aunque actualmente se cultiva en muchos países con clima tropical o subtropical. Puede alcanzar entre uno y tres metros de altura.

El cáliz es la parte de la planta más destacable y de gran interés comercial gracias a las las propiedades beneficiosas que ofrece, aprovechadas también por la industria farmacéutica para elaborar extractos de flor de hibisco. Los cálices son de color rojo intenso y se dejan ver en cuanto la flor se marchita y cae. Se desarrollan durante el período de fructificación para ser cosechados a lo largo del ciclo vegetativo de la planta que suele durar varios meses.

Los cálices se tienen que recoger a mano cuando estén carnosos y grandes, pero antes de que se abra la vaina con las semillas. Por lo tanto, la calidad del producto dependerá en mayor parte del momento en el que son recogidos. Después de la cosecha, los cálices se secan bajo la luz del sol o artificialmente para preservar al máximo sus cualidades terapéuticas.

La infusión de hibisco

La infusión de flor de hibisco es seguramente una de las infusiones más populares hoy en día. Poco a poco ha ido ganando en popularidad, para ir desbancando a otras opciones. El té de hibisco es bebido por muchísimas personas, y no solo por su agradable sabor, sino porque cuenta con muchos beneficios que ayudan a nuestro organismo y nos permiten disfrutar de esta infusión que nos aporta una mejora significativa.

Comprar flor de hibisco para hacer nuestras propias infusiones es una fantástica idea. Se pueden disfrutar tanto calientes en formato de té, como tradicionalmente se hace, a modo de bebida fría como una refrescante infusión para los días de calor. La forma en la que se recomienda su consumo es normalmente en frío, ya que se disfruta mucho más de su particular sabor. La popularidad del té de hibisco comenzó a consolidarse en regiones de América del Sur, Centroamérica y por toda la zona del Caribe, pero hoy en día se puede encontrar prácticamente en cualquier lugar del mundo.

La infusión tiene un característico sabor floral y un poco agrio. Se puede endulzar para poder tomarlo sin problemas. Cuando encontramos el punto adecuado de dulzor vamos a poder disfrutar de una bebida que nos recordará a una bebida que hayamos preparado con arándanos, se trata de un sabor agradable y con carácter.

flor de hibisco seco y una taza con infusion

Beneficios de la infusión de hibisco

La flor de Jamaica es rica en antocianinas y compuestos fenólicos con propiedades farmacológicas comprobadas. También contiene aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos.

Los beneficios de tomar infusión de flor de hibisco son muchas, tiene pocas contraindicaciones, por lo que se recomienda prácticamente a todo tipo de personas. Vamos a echarle un vistazo a los 20 beneficios principales que vamos a obtener si tomamos infusión de flor de hibisco, de esta forma tendremos claro cuándo tenemos que recurrir a esta deliciosa bebida.

Efecto diurético

Hay que tener en cuenta que la retención de líquidos puede convertirse en una problemática compleja. Se trata normalmente de un síntoma que nos llevará previsiblemente a padecer otras dolencias más serias, como por ejemplo problemas en nuestra circulación o incluso trastornos asociados a la glándula tiroides. En estos casos la apreciable cantidad de compuestos bioactivos que se encuentra en los cálices de hibisco suele ser de gran ayuda.

La infusión de flor de hibisco tiene un alto poder diurético, lo que nos permitirá ayudar a nuestro organismo a la hora de deshacerse de esos líquidos que tenemos que expulsar. Cuando estamos hablando de eliminar toxinas, hay que tener en cuenta que el poderoso efecto diurético de un té como el de flor de hibisco, puede ayudarnos de forma certera y efectiva.

Refrescante, perfecto para hidratarte

Cuando utilizamos los cálices de hibisco para preparar infusiones, debemos tener en cuenta que estamos haciendo una bebida muy refrescante. Es por ello por lo que principalmente se recomienda beber frío, de esta forma ayuda no solo refrescándonos, sino que nos permite regular la temperatura de nuestro cuerpo.

La popularización de este té en las zonas en las que el calor es muy fuerte no es fruto de la casualidad, en países de toda la zona del Caribe se pueden ver bebidas a partir de flor de hibisco de forma habitual, porque tiene un gran poder refrescante.

Combate la hipertensión

La hipertensión es una problemática que muchas personas padecen, tener la tensión alta es cada vez más habitual, y utilizar todos los recursos a nuestro alcance para poder reducir esos elevados niveles de tensión es importante para poder garantizarnos una salud adecuada. Cabe destacar que un elevado nivel de tensión puede producirnos importantes problemas de salud, es por ello por lo que trabajar para equilibrar nuestra tensión es muy importante.

Beber té de hibisco puede ayudarnos a reducir estos elevados niveles de tensión, el efecto diurético que tiene la flor de hibisco permite que, sin alterar el equilibrio de potasio y de sodio en la sangre, se pueda ayudar a paliar una tensión elevada.

flor de hibisco secandose

Un importante aporte de vitamina C

La vitamina C es muy importante para nuestro organismo, proporciona una ayuda muy importante a nuestro sistema inmune, por lo que tratar de obtener vitamina C de todas las fuentes posibles es muy importante. Gracias a la flor de hibisco recibiremos un excelente aporte de vitamina C. Cuando estamos en épocas en las que la gripe es habitual y se producen brotes de virus que afectan a muchas personas, reforzar nuestro organismo con un aporte extra de vitamina C es seguramente lo mejor que podemos hacer para luchar de forma efectiva contra este tipo de corrientes víricas.

Ayuda a combatir el envejecimiento

La infusión de flor de hibisco es rica en una serie de compuestos que ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel. Se trata de elementos antioxidantes que nos permitirán tener un rostro con un aspecto más juvenil. Estos compuestos son las antocianinas y los flavonoides. Ellos permiten que la bebida sea rica en elementos que nos ayudarán a frenar de alguna forma el envejecimiento de nuestra piel.

Ayuda a vigilar tu peso

Las propiedades que tiene la infusión de flor de hibisco permiten ayudar a que la formación de células de grasa sea menor. Estas células, también conocidas como adipocitos, generan grasa en las piernas y en el abdomen. Como el té de hibisco tiene propiedades que actúan directamente a nivel intestinal y diurético, se pueden aprovechar para mejorar nuestro control sobre el peso y la generación de grasa en nuestro organismo.

Consigue una buena digestión

Son muchas las personas que padecen de complicadas digestiones. En ocasiones, se recurren a diferentes tés y plantas sin tener muy claro si resultarán de ayuda, y lo cierto es que el té de flor de hibisco es seguramente una de las mejores formas de conseguir una buena digestión. Cuando se ingiere a cierta temperatura, actuará como un estimulador de nuestra digestión, ayudando a que nuestro intestino trabaje de forma efectiva y adecuada.

Combate el colesterol

La problemática que viven las sociedades modernas asociadas al colesterol es un gran inconveniente, y en el futuro se convertirá en un problema todavía mayor en términos de salud de la población en general. Hay que tener en cuenta que las modificaciones a lo largo de los años en nuestra alimentación están propiciando que cada vez más personas tengan problemas de colesterol.

La infusión de flor de hibisco nos permite combatir el colesterol de forma efectiva, se atribuye esta interesante capacidad a las antocianinas, que es el compuesto que proporciona el color rojizo al té de hibisco, se trata de un pigmento que tiene un efecto directo sobre el colesterol, en concreto sobre el colesterol malo que es el que puede terminar resultando perjudicial para el ser humano.

Mejora la función renal y reduce la glucosa

Las personas afectadas por Diabetes tipo II son las grandes beneficiadas de este fantástico producto. Se ha conseguido averiguar que las personas que padecen este tipo de diabetes consiguen reducir el azúcar en la sangre tras ingerir té de hibisco. La mejora de la función renal que normalmente está afectada en los diabéticos, hace que se pueda destacar el hibisco como una efectiva forma de disminuir el nivel de la glucosa en la sangre.

Beneficios para el hígado

No solo los riñones se ven afectados de forma positiva, sino que el hígado también recibe beneficios del consumo de las infusiones de flor de hibisco. Cuando tenemos una enfermedad hepática, por la que nuestro hígado se resiente, tenemos que tratar de conseguir todas las ayudas posibles para reforzar sus capacidades. El té de hibisco actúa como un protector del hígado gracias a sus componentes antioxidantes. Una de las características principales de los antioxidantes consiste en su capacidad de captar los radicales libres que generan perjuicios en las células del hígado.

Beneficioso durante la menstruación

Son muchas las mujeres que tienen períodos dolorosos. El té de flor de hibisco puede ayudar bastante a paliar los efectos negativos que produce en la mujer la dismenorrea. El té, bebido en caliente, ayuda a regular los niveles de estrógeno, que son los que se precipitan de forma pronunciada durante la menstruación. La infusión de hibisco incluso es recomendable cuando nos encontremos con estados de ánimo bajo, ya que nos ayudará a regular este tipo de estados emocionales.

Combatiendo la depresión

Tal y como indicamos anteriormente, el té de hibisco es un potente aliado a la hora de combatir la depresión, la misma situación que comentamos sobre los bajos estados de ánimo. Una infusión bien caliente de hibisco puede ayudarnos a recuperar unos niveles óptimos de estrógenos, los que también contribuyen a mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Proporciona un efecto ansiolítico

Si bien es cierto que no tiene un efecto anestésico o sedante, el té de hibisco sí que tiene cierto efecto ansiolítico, que puede ayudarnos cuando necesitemos tranquilizarnos o cuando necesitemos entrar en estados de relajación. Muchos productos farmacéuticos que se comercializan para combatir la depresión tienen efectos similares. En el caso de la flor de hibisco, estaremos optando por una alternativa natural al cien por cien.

Una bebida muy versátil

El té de hibisco es una bebida muy versátil, ya que se puede consumir durante todo el año. Como es perfecto para tomar tanto caliente como frío, lo podemos beber en épocas en las que hace mucho calor para refrescarnos de forma adecuada, y en épocas en las que hace frío para mantenernos en calor.

infusion de hibisco con hielo

Ayuda en la prevención del cáncer

Una de las grandes lacras de las sociedades modernas es el cáncer, que últimamente parece que se extiende entre la población de una forma sencilla. Los radicales libres, que se terminan por desarrollar en nuestro cuerpo y que terminan generando tumores, son combatidos de forma directa por los compuestos antioxidantes que se encuentran en el té de flor de hibisco.

Lucha contra las bacterias problemáticas

Determinadas bacterias, tales como el Estafilococo y la Escherichia coli entre otras, pueden resultar perjudiciales para nuestro organismo. La infusión de flor de hibisco permite combatirlas de forma natural.

Cuenta con un efecto laxante

Cabe destacar que cuenta con un efecto laxante, la ayuda que proporciona el té de flor de hibisco en la digestión actúa directamente en nuestro intestino y nos permite prevenir estreñimiento.

Efecto desintoxicante

Se trata de una bebida que tiene un interesante efecto desintoxicante, que nos permite eliminar de nuestro cuerpo y de diferentes órganos toxinas que no aportan nada y que se van acumulando en nuestro cuerpo debido a una mala alimentación y malos hábitos de vida en general.

Se prepara de forma sencilla

Una de las grandes ventajas de la infusión de flor de hibisco, es que se prepara de forma muy sencilla, no hay que hacer nada más especial que comprar flor de hibisco seco y de esta forma vamos a poder preparar nuestras propias infusiones.

Lucha contra el insomnio

Si tenemos problemas para dormir, el té de flor de hibisco se puede convertir en nuestro gran aliado, ya que nos ayudará a conciliar el sueño gracias a sus propiedades sedativas y ansiolíticas.

teteras, infusion de hibisco y flor seca

¿Hay contraindicaciones?

Como con todo alimento por muy natural que sea, es posible que haya algunos efectos no deseados. Hay que tener en cuenta que, si se consume en exceso, podría reducir los niveles de estrógenos de nuestro cuerpo, lo que aumentaría el riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre otras.

También podría reducir significativamente la tensión, lo que sería perjudicial para personas con tensión baja y también en casos en los que se esté recibiendo quimioterapia. En este caso no es recomendable tomar té de hibisco porque, podría generar algún conflicto de interacción con el tratamiento.

Tomar té de hibisco no se recomienda a las mujeres lactantes o embarazadas.

En el caso de padecer diabetes hay que tener precauciones a la hora de tomar a infusión de hibisco, ya que puede bajar los niveles de azúcar en la sangre.

Como preparar la infusión de hibisco

Aunque también se le conoce como té de hibisco, la infusión de hibisco no contiene cafeína o teína, a diferencia de los tés que provienen de Camellia sinensis, por lo que se puede tomar a cualquier hora del día. Otra gran ventaja es que esta bebida no contiene calorías.

Para preparar una infusión caliente, hacen falta dos cucharadas de los cálices de hibisco a los que se añade 200 ml de agua hirviendo. Es recomendable preparar la infusión durante 5-10 minutos y, después, retirar los cálices. Se puede endulzar con miel, estevia o azúcar o incluso tomarlo sin ningún tipo de aditivo. Si te gusta experimentar, puedes añadir un trocito de lima, canela o menta.

Para preparar la infusión en frío, la cantidad a utilizar es 1,5 veces más cantidad de cálices que para una infusión caliente. Se añade agua fría y se deja en la nevera entre 4 y 10 horas. Se pueden añadir también cubitos de hielo durante la preparación. En este caso la infusión se debería dejar aún más tiempo preparándose.